10 razones por las que estudiar Administración y Dirección de Empresas (ADE)

10 razones para estudiar ADE

El interés en el entorno empresarial es una de las principales razones para estudiar Administración y Dirección de Empresas (ADE). Sin embargo, existen diferentes motivos por los que elegir este grado puede resultar beneficioso. En este post mencionaremos algunos de los más destacados. 

Inicialmente, debemos comentar que la carrera en Administración y Dirección de empresas es una de las más demandadas en la actualidad. Esta se encuentra marcando un antes y después dentro del mercado, debido a que las nuevas tendencias laborales sitúan a los expertos en este ámbito como uno de los profesionales más solicitados.   

Aunque se trata de una de las carreras universitarias más antiguas, la Administración y Dirección de Empresas (ADE) continúa siendo una de las más importantes hoy en día. Generalmente cuenta con un plan formativo de 4 años de duración y 240 ECTS, aunque hay instituciones como ISIE que permiten optar a un 5º año de estudio con estancia internacional, lo que mejorará significativamente nuestra empleabilidad.

La metodología docente de este programa se mantiene en el ámbito teórico-práctico. Lo que quiere decir que combina tanto los lineamientos teóricos esenciales, con la experiencia práctica tanto curricular como extracurricular. 

Te invitamos a continuar leyendo para conocer las 10 razones para estudiar Dirección de Empresas que hemos reunido a continuación. 

¿Qué es la administración de empresas?

Antes de explicarte por qué estudiar administración y finanzas es conveniente definir en qué consiste esta área. En esencia, ADE es una disciplina vinculada con las ciencias financieras y económicas, así como también con el marketing y la contabilidad. Es decir, se trata de una formación integral y de las más completas en el mundo laboral. 

Se centra en la planificación, organización, dirección y control de todos los aspectos inherentes a una empresa, teniendo en consideración los recursos humanos y materiales con los que cuenta la misma. Todo ello, enfocándose en cumplir los objetivos organizacionales y alcanzar los beneficios de rentabilidad y productividad dentro de una compañía. 

En palabras más simples, el Grado de Administración y Dirección de Empresas capacita a los participantes a reconocer, organizar y optimizar los recursos de una organización, encaminando hacia la obtención de resultados positivos. 

¿Por qué estudiar Administración y Dirección de Empresas?

Si estás pensando matricularte en ADE, lo ideal es que tengas claras las razones para estudiar administración. De esta manera estarás seguro que es la carrera ideal para ti. A continuación, encontrarás las principales ventajas de estudiar ADE: 

  1. Múltiples salidas laborales 

Una de las principales razones para estudiar administración es el amplio campo laboral que te espera al culminar tu formación. Estadísticas del Informe Infoempleo Adecco, reflejan que la carrera de Administración y Dirección de Empresas se posiciona en el primer lugar de los estudios universitarios con mayor empleabilidad. 

Lo anterior se refleja en el 11,2% de ofertas laborales publicadas para profesionales en este ámbito. Este grado permite el desarrollo de habilidades diversas que resultan fundamentales dentro de cualquier tipo de empresas. 

En ese sentido, puedes desempeñarte en funciones de dirección o marketing en una compañía. Además, puedes ejercer en el departamento de contabilidad, como gestor financiero, analista de riesgos o como comercial en una entidad financiera. 

Este aspecto se ve reforzado en los planes de estudio de algunas instituciones, que en su 4º año de estudio permiten la realización de un Máster que especializa en un área de conocimiento y ayudan a garantizar el éxito profesional.

  1. Promueve la capacidad de emprendimiento 

Uno de los aspectos claves para iniciarse como autónomo o con un negocio propio es conocer el funcionamiento de una empresa y su sector. Estudiar ADE facilitará que puedas iniciar y dirigir eficientemente tu propia organización. 

Asimismo, permite trabajar muy de cerca en la elección del personal que te acompañará en el cumplimiento de los objetivos organizacionales de tu empresa. Esto permitirá que puedas avanzar con éxito en los escenarios donde decidas desenvolverte profesionalmente.  

  1. Corresponde a las tendencias laborales del futuro

El comercio electrónico ha transformado la forma en que se desarrollan los procesos de compra y venta. Por lo que es necesario también que las empresas se adapten a los cambios, a fin de mantenerse operativas. 

En ese sentido, la necesidad de profesionales calificados para responder a esta innovadora forma de hacer negocios es cada vez más relevante. El grado universitario en ADE, resulta esencial para obtener conocimientos que permitan solucionar las necesidades empresariales de forma competente.  

  1. Se trata de una formación integral 

Como carrera universitaria, ADE cuenta con un programa formativo diverso y multidisciplinar. Esto permite que los profesionales egresados en este grado cuenten con una perspectiva global de diferentes campos. 

Dentro de la formación en ADE podrás obtener nociones vinculadas al ámbito económico, sociológico e incluso de los recursos humanos. Por esta razón, estarás capacitado para desempeñar funciones en diferentes  áreas empresariales. 

  1. Desarrolla las capacidades de liderazgo

Una de las cualidades más destacadas de esta formación es que se enfoca en promover las habilidades y competencias de liderazgo en sus estudiantes. Estudiar ADE exige a los estudiantes desenvolverse en un entorno de emprendedores y personas trabajadoras en el que se debe destacar. 

Esto último te permitir dotarte de los conocimientos necesarios para desarrollarte como un líder y profesional exitoso. Además, contribuirá a tu crecimiento personal a medida que la empresa evoluciona. 

  1. Buenas perspectivas salariales

En la actualidad, un Administrador de Empresas en España tiene un sueldo medio de 22.000 – 25.000 € al año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los salarios varían de acuerdo al entorno laboral donde te desempeñas y las funciones que cumplas. 

Además debemos recordar que la experiencia es otro elemento clave para garantizar los aumentos salariales. Adicionalmente, al optar por puestos directivos la remuneración económica es mayor. 

  1. Te capacitas para asumir cargos de responsabilidad

Una característica del grado en ADE es que proporciona  a los estudiantes la capacidad para asumir cargos con alto grado de responsabilidad. Los egresados de esta formación generalmente se encuentran preparados para gestionar eficazmente todas las tareas que supone un cargo directivo. 

Tener la responsabilidad de dirigir una organización no resulta sencillo. Sin embargo, el grado en ADE destaca por ofrecer las herramientas, habilidades y conocimientos necesarios para ello. 

  1. Aprender a trabajar en equipo 

En los últimos años, el trabajo en equipo es un elemento clave dentro del entorno empresarial. Trabajar en un ambiente cooperativo ha demostrado ser muy beneficioso para los empleados y las empresas. La formación en ADE te prepara para saber cómo llevar a cabo este proceso. 

Este grado proporciona las competencias necesarias para propiciar un entorno colaborativo dentro de cualquier organización. Así como también propiciar la motivación y el reconocimiento dentro de los diferentes departamentos que integran la misma.  

  1. Estudios de diferentes niveles 

Puedes elegir estudiar Administración y Dirección de Empresas a nivel profesional en una universidad o a nivel técnico en una escuela de negocio o instituto. Existe actualmente un amplio catálogo de opciones de las cuales puedes seleccionar la que más te favorezca. 

Entre las opciones que encontramos para estudiar ADE en una Escuela de Negocios, destaca el Título de ADE + Tech de ISIE, que a lo largo de 5 años de estudio engloba el estudio de la carrera de ADE, la realización de un Máster que te permitirá especializarte en diversas áreas de conocimiento y la estancia internacional en Dublín, gracias a su acuerdo con la Dublin Business School.

  1. Aprendizaje continuo y actualizado 

Por último, pero no menos importante, hacer un grado en ADE te permitirá adquirir una gran cantidad de aprendizajes en diferentes aspectos empresariales. Por ejemplo, es posible conocer la relevancia de los factores humanos y laborales de una organización, así como también su cultura corporativa, estructura, políticas y prácticas entre otros. 

Asimismo, es posible obtener conocimiento sobre el manejo de las relaciones laborales a nivel nacional e internacional y estarás preparado para responder a los conflictos internos de cualquier empresa. Por otra parte, estarás capacitado para desarrollar un plan de marketing y adentrarse en el funcionamiento global de una compañía desde la perspectiva social, económica, jurídica y muchas otras áreas. 

Como puedes ver, estudiar ADE tiene un gran número de ventajas que pueden resultar beneficiosas si te interesa el entorno empresarial y su funcionalidad. Si aún no estabas convencido, esperamos que estas razones te impulsen a tomar la decisión de matricularte en ADE.  

Ir arriba